• Hide

              Guía para elegir tus pies de gato

              En: General Comentarios: 0 Visto: 3337

              Desde The Gecko World hemos querido elaborar esta pequeña guía de ayuda para elegir tus pies de gato basándonos en las preguntas y dudas más frecuentes que recibimos de nuestros clientes. Esperamos que os sirva de ayuda.

              PRESUPUESTO

              Es uno de los factores que determinará la gama de gatos a la que puedes acceder. Pero no desesperes, existen algunos modelos con una excelente relación calidad-precio. Desde aquí queremos que te quites la idea errónea de que si eliges un gato caro te durará toda la vida. Hemos oído a escaladores criticar una marca o modelo porque el pie de gato se había roto al cabo de varios años (¡¡!!). Es duro, pero hay que asumir que la goma es más blanda que la roca y los gatos acabarán rompiéndose, y que esto depende de factores tan variados como la frecuencia con la que escales, el tipo de roca, si eres muy preciso pisando (o arrastras los pies por todo lo que hay alrededor del canto), y hasta de la suerte. Eso sí, por lo general los gatos de gama más alta tienen un precio elevado gracias a que ofrecen una muy buena combinación entre rendimiento, diseño, durabilidad y adherencia, aunque hay excelentes modelos que ofrecen buen rendimiento por el precio que se paga por ellos. Si vas a empezar a escalar y tienes presupuesto para invertir en un gato excelente pues eso que llevas adelantado ya que probablemente tengas gato de sobra si subes un poco de nivel. Si no, tranquilo. Justo al principio tu progresión dependerá más de tu motivación, el entrenamiento, etc...y no tanto de la inversión en material. Es después de muchas horas de roca y/o plafón cuando tus pies de verdad empezarán a exprimir todas las posibilidades que te ofrezcan las distintas características técnicas que presentan los pies de gato. 

              CARACTERÍSTICAS DEL PIE DE GATO

              *Cierre 

              En principio el tipo de cierre no determina que un gato sea mejor o peor. Los cordones permiten al escalador una mejor personalización en el cierre, mientras que el velcro aporta rapidez y comodidad de calzado. Es una cuestión casi personal que optes por uno u otro. Te invitamos a que no descartes de entrada las bailarinas. Puede dar la sensación de que estos pies de gato se adaptan peor que los que usan otros cierres o se salen al talonear, pero hay bailarinas que se adaptan como una segunda piel y ofrecen además de comodidad un rendimiento excelente. 

              *Asimetría del pie de gato

              Probablemente hayas oído hablar de gatos más o menos “agresivos”. Este término hace referencia al grado de asimetría que presenta la horma del pie de gato y la curvatura de la suela. Por lo general los pies de gato simétricos son más cómodos que los pies de gato asimétricos, lo que los convierte en la opción adecuada si buscas comodidad, estás empezando, o realizas vías de varios largos en los que precisas llevar el pie de gato mucho tiempo puesto. ¿Por qué entonces optar por un gato asimétrico? Pues porque a pesar de la pérdida en comodidad, las gatos asimétricos tienen un rendimiento excepcional a la hora de pisar cantos y agujeros muy pequeños con la puntera. Gracias a este particular diseño, se envía toda la presión ejercida a la zona delantera del pie de gato y en concreto al dedo gordo. De la misma forma un pie de gato con una suela más curvada sacrificará un poco de comodidad por un mejor rendimiento en techos y desplomes. 

              *Suela 

              La diversidad de suelas varía no solo en cuanto al grosor de las mismas, sino en cuanto a los tipos de goma, de forma que existen gomas que se desenvuelven mejor en canteos, mientras que otras están desarrolladas para presentar una mejor adherencia a la roca. La mayoría de los pies de gato están dotados de suelas de entre 3,5-4mm, existiendo algún modelo también por encima o debajo de esta horquilla. Los pies de gatos con suelas más rígidas o gruesas ofrecen al escalador un mejor soporte en placas y cantos más pequeños ya que presentan mayor resistencia cuando se ejerce presiones y cargas sobre las mismas. El punto fuerte de las suelas de menor grosor o más blandas, es la sensibilidad y mayor flexibilidad en la torsión del pie de gato, por lo que son más recomendables en desplomes y techos. Evidentemente la presión soportada por tobillos y dedos también es mayor. 

              *Exterior sintético o de piel 

              Es un factor a tener en cuenta sobretodo a la hora de elegir la talla. Los pies de gato de piel por lo general ceden bastante más que los pies de gato sintéticos, por lo que en principio si optas por un gato de piel deberías comprarlos algo más ajustados para que cuando cedan no te queden como “zapatillas de andar por casa” sino que te sigan quedando ajustados al pie. Eso sí, en los primeros usos tendrás que “sufrir un poco” hasta que den de sí. Nota: Los gatos de piel que carecen de forro también ceden un poco más que los forrados. 

              TALLA DEL PIE DE GATO

              Cuidado con la elección de la talla del pie de gato. En primer lugar no todas las marcas de pies de gato tienen el mismo tallaje: mientras que en unas marcas hay que reducir bastante, en otras es aconsejable usar el mismo número que usas en tu calzado de calle e incluso subir de talla. No hay tampoco una regla exacta respecto a lo ajustados que los debas llevar. Evidentemente la idea es que no haya espacios vacíos y rellenes el pie de gato lo mejor posible, no sólo en cuanto a longitud, sino en cuanto a volumen. Sin embargo tú eres quien mejor conoce “el dolor” que eres capaz de soportar, y de nada vale que lleves un pie de gato ajustadísimo si en vez de pensar en encadenar estás deseando bajar a descalzarte. De la misma forma que de nada vale un pie de gato tan cómodo que te daría igual estar escalando con tus deportivas. Antes de comprar consulta al profesional sobre el tallaje concreto de los modelos que te interesan, ya que NO existe la regla general de: “En pies de gato tengo el número X” ó “En pies de gato hay que reducir X números respecto al tu número de calle”. En nuestra opinión, cuando estás empezando no es tan importante llevar los gatos excesivamente apretados. Sin embargo, sí que consideramos que algunos modelos de pies de gato ofrecen mejor rendimiento si se llevan bastante ajustados. Por ejemplo, por las características que hemos explicado en el apartado “SUELAS”, consideramos que si optas por un gato blando y quieres explotar todo el potencial del mismo, debes tener en cuenta que es más importante que vaya más ajustado que un gato rígido. 

              NIVEL DE ESCALADA

              Evidentemente tu nivel de escalada influye a la hora de decidirte por un pie de gato, pero es casi más importante el tipo de escalada que vas a hacer con él. Para que nos entiendas: aunque estés empezando, si te pasas en 100% del tiempo haciendo búlder y machacándote en desplomes, nadie debe privarte de comprarte un gato un poco más agresivo si es que va bien con tu pie y soportas que sea algo más incómodo que un gato plano. Aun así, como regla general te recomendamos que si estás empezando optes por un pie de gato cómodo y polivalente, más que por uno con características demasiado técnicas o específicas. Un gato de suela más bien plana, rígida y no muy delgada, te dará más soporte y rendimiento mientras tus tobillos y dedos se fortalecen y aprendes a pisar con mayor precisión. 

              LOS PIES DE GATO SON PARA TÍ

              Ni tu amigo, ni tu escalador favorito. Eres tú quien va a escalar con tus pies de gato. Así que aunque tomes como base la opinión de los foros y los escaladores que te rodean, te aconsejamos no ir a comprar tus gatos con ideas demasiado preconcebidas. Lo que para tu amigo puede funcionar de lujo para tí puede no ser adecuando. Aunque cada marca suele tener algunos modelos que sientan aceptablemente bien a la mayoría de los pies, cada modelo presenta distintos tipos de horma, grado de asimetría, rigidez…y aunque tu amigo y tú compartáis el mismo número calzado, es probable que vuestra forma de pie no sea la misma. Te invitamos a que con mentalidad abierta te pruebes varios modelos de gatos. No dudes en pedir asesoramiento independientemente de que los compres en una tienda física u online (¡estamos encantados de ayudarte!), y ofrece la mayor información posible al vendedor: tu número de calle, el tallaje de otros gatos que hayas usado, el tipo de escalada que sueles realizar, tu nivel, si tu pie es ancho o estrecho, etc…

              Toda esta información ayudará a que puedas encontrar el pie de gato que mejor te siente. Después de toda esta información si sigues con dudas sólo tienes que preguntar, y si no, ya no hay excusa: ¡A apretar!

              Etiquetas: pies de gato tienda

              Comentarios

              Deja tu comentario

              Top