• Hide

              Five Ten Quantum Review

              En: Productos Comentarios: 0 Visto: 1738

              Echamos un vistazo a la renovación del Five Ten Quantum a manos de los hermanos Huber.

              Una de las novedades más esperadas para este 2016 por muchos escaladores, era el relanzamiento del Five Ten Quantum. Renovado a manos de los hermanos Huber: ¿Qué cambios habría respecto al anterior? ¿Supondrían estos cambios una mejora o sería una simple actualización de la imagen?

              Una vez con ellos en la mano y tras probarlos en condiciones muy distintas, os dejamos nuestras impresiones sobre el nuevo Quantum.

              Como la mayoría de modelos de 5.10, el exterior es sintético (Clarino) y está dotado de la suela Stealth® C4™ 4,2mm, la misma que usan los Anasazi Pink, los Verdon, los Mocassym o los Rogue.

              Sin embargo sólo con mirar la parte delantera ya notamos que es un modelo bastante diferente a los que tiene la casa: la puntera es rígida y notablemente estrecha. Además presenta asimetría, lo que hace que la potencia se transmita lo máximo posible a la puntera, especialmente (y casi exclusivamente según nuestras sensaciones) al dedo gordo.

               

              Muchos escaladores encontrarán una ventaja en este tipo de puntera, ya que el agarre en micro-regletas o pequeños agujeros tanto en placas como en desplomes está garantizado. Sin embargo otros preferirán otros gatos de la casa con puntera menos estrecha, que permiten ejercer también mucha presión con el segundo dedo del pie.

              Si quisiéramos compararlo con algún otro pie de gato podríamos pensar quizás en el Miura VS. Sin embargo encontramos que el Quantum, aún siendo casi igual de rígido, tiene una plantilla algo más sensible y como hemos explicado anteriormente, ofrece mayor posibilidad de ejercer potencia con el dedo gordo. 

              Además utiliza el nuevo sistema de cierre rápido con cordones que también usa el Verdon y que aporta una gran sensación de seguridad al atarlos.

              Respecto al talón, los escaladores que estén acostumbrados a los pies de gato de Five Ten, notarán que al ser estrecho permanece muy bien colocado, dando una sensación muy buena de que no se va a desplazar cuando se talonee.

              En la zona media, el Quantum es algo más ancho que otros pies de gato de 5.10, lo cual aumenta la comodidad para aquellas personas con un pie normal tirando a ancho, y permite usarlo en sesiones más largas.

              En cuanto a la talla (y dejando claro como siempre que el tallaje de los gatos es una cuestión muy personal), nuestra recomendación sería reducir un poco y tallarlos básicamente como los Anasazi VCS para que den un ajuste parecido. Comparándolos con otros modelos como el Team o el Dragon habría que optar por un número menos que éstos aproximadamente.

              Como apunte final decir que creemos puede ser una de las mejores opciones si buscas un pie de gato polivalente que rinda en diversidad de situaciones ya que aúna características de pies de gato muy distintos: rigidez, asimetría y puntera estrecha, sin renunciar a una horma “cómoda”. 

              Si eres fanático de los pies de gato blandos, pueden ser un complemento perfecto si te encuentras con  un bloque de micro-regletas o cuando desees hacer una vía sin tener que sufrir mucho, ya que tienes un poco más de soporte en la plantilla. Si llevas un tiempo sin escalar puede ser una elección idónea como pie de gato, hasta que empieces a recuperar fuerza en los dedos.

              Os dejamos además el video en el que Thomas Huber presenta el Quantum 2016.

              Comentarios

              Deja tu comentario

              Top